gato en canastaEs una política prudente «No poner todos los huevos en la misma canasta».

¿Qué se quiere decir con esto? Que no tengas un sólo proveedor porque algún día, si te falla y no tenés otro, vas a tener problemas.

¿Qué más se quiere decir? También significa que los monopolios no son buenos. Ni públicos ni privados. Cuando en un país hay sólo un proveedor de un bien o servicio, existen riesgos de su actitud exclusiva lo vuelva ineficiente porque no tiene competencia. Puede tener tarifas abusivas y nadie puede abstenerse de pagarlas porque es el único proveedor. Los países tampoco deben «poner todos los huevos en una sola canasta».

Y si hablamos de riesgo con los huevos, yo diría que no estaría de más tener por lo menos dos gallinas. Uno nunca sabe…

Pero estas aseveraciones —seguramente compartidas por todos— encubren algo trágico, insospechadamente maligno y traidor. ¿Qué sucede con la monogamia? ¿Eh?

Ambos cónyuges están jugados a un criterio monopólico absolutamente contraindicado por los criterios más razonables.

Los pensadores que nos aconsejan sabiamente evitar las exclusividades, ¿por qué no dicen nada sobre la monogamia? ¿A qué interés responden para mantener silencio sobre un tema que nos toca a casi todos?

Yo acabo de percatarme de esta sospechosa omisión y los invito a que difundan esta inquietud entre quienes ustedes conozcan porque podemos estar ante una equivocación histórica.

Anuncios